Jorge García: lucha y perseverancia

Jorge García: lucha y perseverancia

Algunos nacen con un talento indescriptible, desde muy chicos demuestran ser diferentes, especiales y con habilidades distintas a los demás. Jorge García nació en Masaya, Nicaragua en 1999, a los 15 años de edad ya lanzaba sus primeras fintas y dibujaba uno que otro golazo en la popular liga de San Jerónimo y en el Salesiano de la ciudad de las flores.

Sus primeros pasos

“Luego de esas ligas llegué a un equipo que no recuerdo el nombre, pero si a su técnico que era un ex jugador del club rojinegro, él se llama Elvis Balladares; me dijo que me fuera a probar a la juvenil de ese club y así fue, asistí y quedé” nos relata el delantero.

Su debut como juvenil fue en el 2017, y frente al que hoy es su conjunto, los Pibes del Juventus, en esa ocasión García deslumbro con su buen fútbol y su olfato goleador al anotar un doblete en ese compromiso.

Jorge solo jugó media temporada en categorías juveniles, ya que su gran talento despertó el interés del primer equipo y en ese mismo año llegó al máximo circuito nacional, ya vivía el sueño que consideraba lejano, pero como bien dice el dicho, el que persevera alcanza.

“Mi familia fue un gran apoyo en todo momento, me ayudaban con los pasajes y con algo extra, ya que como juvenil no recibía ayuda alguna, pero gracias a Dios y a las personas que me ayudaron estoy aquí”.

En sus más grandes logros está el ser llamado a la selección absoluta, etapa en la que el ex seleccionador nacional Henry Duarte lo convocó para disputar como azul y blanco el torneo de Copa Oro en 2017. García formó parte del histórico plantel que conquistó la segunda clasificación al máximo torneo de selecciones de Concacaf, así mismo se consagró campeón nacional con su club ese año.

En busca de nuevos horizontes

“Después de Ferretti busqué nuevos retos y me fui a Diriangén FC donde estuve corto tiempo, luego llegué al Deportivo Masaya de segunda división. Juventus ya mostraba su interés en mí, así que solo estuve media temporada y en ese mismo año llegué a este hermoso club que me acogió y me ha dado la oportunidad de regresar al máximo nivel nacional” relata García.

Uno de sus principales motores para seguir trabajando duro y demostrar su calidad, es su recién nacido hijo quien, con solo 8 meses de edad, lo es todo para “Calan”. Este sábado pasado Jorge se vistió de héroe al entrar de cambio en la segunda mitad contra Managua FC, para anotar un golazo de cabeza, que nos regalaría los primeros tres puntos del torneo apertura.

“Seguiremos trabajando duro para llegar donde queremos estar, la dedicación y el trabajo de cada uno de nuestros compañeros es fundamental para lograr nuestro objetivo como equipo”. Ya en confianza el delantero Rojiazul nos confesó que su mayor ídolo en el fútbol es Samuel Wilson, jugador con el cual compartió vestuario como rojiazul.