Buscamos la consolidación de un talentoso proceso

Buscamos la consolidación de un talentoso proceso

Los dos últimos torneos para nuestra categoría juvenil tienen una historia similar: clasificación a semifinales. Lamentablemente, nuestros U20 no pudieron llegar a la cita grande siendo eliminados en ambas ocasiones por rivales del norte de nuestro país. Aquí un recuento de los mejores momentos de los rojiazules en este culminado clausura 2020.

Un torneo de diversas situaciones. Los entonces dirigidos por Carlos Martino arrancaron el campeonato perdiendo por la mínima (0-1) ante los leones azules en el último minuto. Dicho contexto sufrió una metanoia en las siguientes seis jornadas en donde no perdimos, ganando a rivales tales como Diriangén (1-3) y Real Estelí (1-0). Anotamos 30 goles, ganamos 9 encuentros.

Línea por línea se contó con demasiado talento, un conjunto completo en cada zona, exportando jugadores a la selección nacional y ascendiendo algunos elementos a nuestro equipo de primera división. Francisco Vallecillo, Carlos Guardado, Leonardo Bonilla, Mario Solórzano, Joshua Leytón, son algunos de los nombres que figuran en dicha lista. El cuerpo técnico, paradójicamente, siempre tuvo complicaciones al momento de cada convocatoria, puesto lo antes expresado, la capacidad futbolística y resolutiva de cada joven jugador.

DISPUTA DESDE LA ARQUERIA

Dereck Dávila y Joshua Leytón fueron nuestros dos arqueros de lujo, ambos con procesos de selecciones menores de Nicaragua. Aunque Leytón fue el titular de la selección sub 20, misma que clasificó al premundial de la categoría, Dereck destacó en el torneo juvenil, siendo uno de los mejores en su posición.

Silesky Téllez fungió como defensor central, tras haberse desempeñado por los laterales, haciéndolo con honores. Luego aparecieron jugadores de medio campo con mucha técnica como Mario Vargas (volante mixto) y la presencia destructora de Néstor Olivares. El capitán Melvin Pérez fue uno de los referentes, guiando también a los más pequeños aunque vehementemente tácticos como Damie Bolaños y Franchesko Alemán. La zona ofensiva fue de lujo: Leonardo Bonilla, Mario Solórzano y Elmer Pastrán fueron la punta de lanza en el ataque rojiazul. Sus combinaciones nos dejaron destellos de gloria y el aliento que trabajando con mayor ahínco, tendremos pronto jugadores de alto nivel en Liga Primera.

La jornada 16 nos regaló la mayor goleada a nuestro favor. Vencimos como locales 5-1 a Real Madriz U20 en casa. Si podemos contar dos momentos dolorosos son la derrota en la fecha 10 (4-1) ante Managua U20 y la eliminación en semifinales ante el tren del norte. El repechaje fue un sufrido pero merecido 1-0 frente a los fronterizos de Jalapa U20.

Es injusto no mencionar a cada jugador, pero cada uno de ellos escribió, conforme a su trabajo, su nombre en el terreno de juego. Las risas, las lágrimas, los gritos, las charlas motivacionales hoy están guardadas como un grato recuerdo. La obligación es aprender de ellos, no debe haber marcha atrás.

Nuestro objetivo sigue intangible, buscamos la cúspide juvenil. El tablón táctico estará en manos del profesor Rudy Meza, nuevo estratega, quien buscará como consolidar un proceso de mucho nivel y que pide a gritos el campeonato.